” No eres Tú, soy Yo ” – Maravilloso dialogo de Viktor Frankl sobre por qué sufrimos

 ” No eres Tú, soy Yo ” – Maravilloso dialogo de Viktor Frankl sobre por qué sufrimos

<< ¿Quién te hace sufrir? ¿Quién te rompe el corazón? ¿Quién te lastima? ¿Quién te roba la felicidad o te quita la tranquilidad? ¿Quién controla tu vida?… ¿Tus padres? ¿Tu pareja? ¿Un antiguo amor? ¿Tu suegra? ¿Tu jefe?…

Podrías armar toda una lista de sospechosos o culpables. Probablemente sea lo más fácil. De hecho sólo es cuestión de pensar un poco e ir nombrando a todas aquellas personas que no te han dado lo que te mereces, te han tratado mal o simplemente se han ido de tu vida, dejándote un profundo dolor que hasta el día de hoy no entiendes.

Pero ¿sabes? No necesitas buscar nombres. La respuesta es más sencilla de lo que parece, y es que nadie te hace sufrir, te rompe el corazón, te daña o te quita la paz. Nadie tiene la capacidad al menos que tú le permitas, le abras la puerta y le entregues el control de tu vida.

Llegar a pensar con ese nivel de conciencia puede ser un gran reto, pero no es tan complicado como parece. Se vuelve mucho más sencillo cuando comprendemos que lo que está en juego es nuestra propia felicidad. Y definitivamente el peor lugar para colocarla es en la mente del otro, en sus pensamientos, comentarios o decisiones.

Cada día estoy más convencido de que el hombre sufre no por lo que le pasa, sino por lo que interpreta.

Imagen: Pixabay.com
Imagen: Pixabay.com

Muchas veces sufrimos por tratar de darle respuesta a preguntas que taladran nuestra mente como: ¿Por qué no me llamó? ¿No piensa buscarme? ¿Por qué no me dijo lo que yo quería escuchar? ¿Por qué hizo lo que más me molesta? ¿Por qué se me quedó viendo feo? y muchas otras que por razones de espacio voy a omitir.

No se sufre por la acción de la otra persona, sino por lo que sentimos, pensamos e interpretamos de lo que hizo, por consecuencia directa de haberle dado el control a alguien ajeno a nosotros.

Si lo quisieras ver de forma más gráfica, es como si nos estuviéramos haciendo vudú voluntariamente, clavándonos las agujas cada vez que un tercero hace o deja de hacer algo que nos incomoda. Lo más curioso e injusto del asunto es que la gran mayoría de las personas que nos “lastimaron”, siguen sus vidas como si nada hubiera pasado; algunas inclusive ni se llegan a enterar de todo el teatro que estás viviendo en tu mente. Un claro ejemplo de la enorme dependencia que podemos llegar a tener con otra persona es cuando hace algunos años alguien me dijo:

Imagen: Pixabay.com
Imagen: Pixabay.com

Necesito que Enrique me diga que me quiere aunque yo sepa que es mentira. Sólo quiero escucharlo de su boca y que me visite de vez en cuando aunque yo sé que tiene otra familia; te lo prometo que ya con eso puedo ser feliz y me conformo, pero si no lo hace… siento que me muero“.

¡Wow! Yo me quedé de a cuatro ¿Realmente ésa será la auténtica felicidad? ¿No será un martirio constante que alguien se la pase decidiendo nuestro estado de ánimo y bienestar? Querer obligar a otra persona a sentir lo que no siente… ¿no será un calvario voluntario para nosotros?

No podemos pasarnos la vida cediendo el poder a alguien más, porque terminamos dependiendo de elecciones de otros, convertidos en marionetas de sus pensamientos y acciones.

Imagen: Pixabay.com
Imagen: Pixabay.com

Las frases que normalmente se dicen los enamorados como: “Mi amor, me haces tan feliz”, “Sin ti me muero”, “No puedo pasar la vida sin ti”, son completamente irreales y falsas. No porque esté en contra del amor, al contrario, me considero una persona bastante apasionada y romántica, sino porque realmente ninguna otra persona (hasta donde yo tengo entendido) tiene la capacidad de entrar en tu mente, modificar tus procesos bioquímicos y hacerte feliz o hacer que tu corazón deje de latir.

Definitivamente nadie puede decidir por nosotros. Nadie puede obligarnos a sentir o a hacer algo que no queremos, tenemos que vivir en libertad. No podemos estar donde no nos necesiten ni donde no quieran nuestra compañía. No podemos entregar el control de nuestra existencia, para que otros escriban nuestra historia. Tal vez tampoco podamos controlar lo que pasa, pero sí decidir cómo reaccionar e interpretar aquello que nos sucede.

La siguiente vez que pienses que alguien te lastima, te hace sufrir o controla tu vida, recuerda: No es él, no es ella… ERES TÚ quien lo permite y está en tus manos volver a recuperar el control. >>

“Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo una cosa: La última de las libertades humanas: la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino para decidir su propio camino.”

Info sobre el Autor, foto y fuentes: http://www.casaviktorfrankl.com/viktorfrankl.html

Imagen destacada: Desmotivaciones.es

Vittoria Veri Doldo ~ Health Coach

Health Energy Coaching

About Health Energy Coaching

Mi nombre es Vittoria Verí Doldo, una entrenadora persistente, intuitiva, optimista. La vida me tiene enamorada y compartir me aporta felicidad. Soy Health Coach, experta en el desarrollo del capital humano (personal y empresarial); el enfoque de mi trabajo es holístico ya que considero la persona como un todo. ¿Qué más decir? ¡Mi trabajo es mi pasión!

Comments

38 thoughts on “” No eres Tú, soy Yo ” – Maravilloso dialogo de Viktor Frankl sobre por qué sufrimos

  1. Estoy de acuerdo que uno escoge dejar que la ofensa le amargue la vida, pero estas son cosas nimias, irrelevantes. Ahora bien; cuando se trata de cosas más graves, no es cuestión de ‘escoger’ cómo se siente uno. El dolor producto del abuso que alguien ejerce sobre nosotros o nuestros hijos o las mentiras a través de las cuales alguien destruye nuestra reputación; esas cosas uno no puede ignorarlas y hacer como si nada estuviera pasando.

    1. Muy buenas Maria, estoy contigo. Según que circunstancia pues no se trata de ignorar sino más bien de actuar y hacerlo de una forma que sea constructiva y cada uno encontraremos nuestra manera de hacerlo. A parte, también hay que reconocer que existen cosas que inevitablemente nos afectan, somos humanos y especialmente en ciertas fases de la vida, podemos ser más o menos vulnerables, más o menos racionales, más o menos objetivos etc. Creo que la cuestión está en que está bien caer pero no está tan bien encariñarse con la piedra con la que tropezamos y que nos ha hecho tropezar. No se si estás de acuerdo. Aprovecho para agradecerte y mucho que hayas compartido tu mensaje y tu visión y también tu paso por el blog. Un abrazo

  2. VERDAD COMO UNA CASA
    ES PARA REPLANTEARSE CIERTAS COSAS
    ME HA VENIDO MUY BIEN, LO VOY LEER MAS VECES Y EMPEZAR A VER LA VIDA CON ESA ACTITUD.
    GRACIAS

    1. Buenas tardes Florencia, pues depende mucho de los factores que te impiden llevar a la práctica lo que, en la teoría, te resulta claro; por lo tanto un primer paso sería identificar lo que te limita a actuar como preferirías y, muy importante, poner el foco en cómo y en qué sientes en estos momentos en que se genera el conflicto (“lo que querría hacer vs lo que termino haciendo”). Si puedes conectar con lo que sientes, habrás hecho el paso más importante que te puede llevar al cambio. Muchas gracias por compartir tu comentario y por tu visita y quedo a tu disposición, si lo necesitas. Un abrazo!!

    2. Florencia, estoy contigo…se habla mucho del control de uno .mismo para evitar la pedendencia … Qué difícil en un mundo en el que hemos crecido con tantas inseguridades ! .

  3. Tonterias , puedes olvidarte e incluso puedes no involucrarte nunca en nada, asi menos sufriras . Luego estan las desgracias de enfermedades e injusticias de todo tipo que hay en la vida y que no puedes remediar, claro que puedes ignorarlas pero no consigues nada con ello, mejor las meditas para cambiar si puedes, pero con frecuencia no puedes , no puedes ser un canalla ni responder asi a los que roban lo que perrtenece a otros de forma clara , asi que todo en la vida deja mella , otra cosa es enredarse en amorios eso es una nimiedad en la vida , si uno no te quiere otro vendra, eso es una idiotez , en la vida hay otras cosas que van destruyendo pienses o no en ellas.

    1. Hola Marce, te felicito por tu valentía, por querer transitar este proceso y acudir a terapia para lograrlo. Lo más difícil en absoluto es tomar la determinación de empezar un proceso que te haga volver a ti misma, a tu interior, liberarte de pesos, cargas, apegos, dependencias, sosteniendo los miedos y superándolos. Y darte cuenta que de momento sola no puedes enfrentarte a ello también me parece un gran acto de coraje y de respeto hacia ti misma y el momento en que te encuentras. Espero que puedas lograr tu bienestar y cualquier otra cosa que te propongas pronto. Un fuerte abrazo y muchísimas gracias por haber compartido un trocito de tu camino en este espacio. Gracias por tu visita 🙂

  4. Buenas riquísimo ese post y gracias. Pero también es cierto que sólo un@ es su propio verdugo y eso debemos evitar si muy aparte de éste post nos puedes dar un test práctico o parecido para poder ir controlando nuestros pensamientos toxicos. Gracias y lo seguiré leyendo 🙂 éxitos. Y para todos aprendamos a ser fuertes y no a la dependencia emocional.

    1. Muy buenas Mitazaki! Me alegro que te haya gustado el articulo :-). Te paso un link donde puedes encontrar un test bastante completo gracias al cual podrás hacer una auto-evaluación. Tómate tu tiempo y contesta a cada pregunta desde la tranquilidad e intentando ser lo más sincera posible contigo misma. Así el resultado te dará una visión más clara de ti y será un medio para solucionar cosas que puedas necesitar. Aquí tienes el link:http://www.cellularmemory.org/documents/pensamientos_toxicos.pdf
      También te paso un link (desde el blog: http://bauldelosmundos.blogspot.com.es al que doy las gracias por haberlo compartido y por los interesantes contenidos que publica) donde podrás descargar gratuitamente el libro ‘Emociones tóxicas’ de Bernardo Stamateas: http://bauldelosmundos.blogspot.com.es/2015/11/emociones-toxicas-bernardo-stamateas.html.
      Espero que ambas cosas sean de tu utilidad y espero sigamos en contacto. Muchas gracias por compartir y por tu visita. Un abrazo 😀

  5. Muy agradecido por este post. Siempre me había parecido que el control de la vida no la manejaba uno mismo, sin embargo… está en uno DECIDIR no sólo interpretar adecuadamente palabras, hechos, gestos, y hasta emociones o silencios, sino sabia y serenamente actuar con aplomo en medio de las circunstancias. Finalmente, no el el otro quien tiene poder para conducir mi vida o aportarme felicidad, es uno mismo quien se provee de ese poder y decide ser feliz cada día, y en cada instante. Un abrazo, y gracias por su blog.

    1. Muy buenas Daniel, te agradezco mucho que hayas compartido tu visión y tu sentir, es enriquecedor. Me alegro mucho que el post te haya gustado y que valores los contenidos del blog. Es un placer y un privilegio poder compartir e intercambiar ideas, de nuevo gracias por tu aportación. Un abrazo y a hacer todo lo posible para ser felices en el momento presente :-)!!!

  6. Verdad absoluta. Excelente articulo
    Es cierto no es la realidad en si es como interpretamos. Lo triste es q nosotros somos los responsables d ese mal momento. A cambiar de ahora en adelantee..

    1. Buenos días Kelly, pues si, a dejar paso al cambio. Al fin y al cabo no nos damos cuenta que cuando estamos pensando en un cambio, el proceso de transformación ya se está produciendo, ya estamos cambiando. Tanto miedo para tan poco peligro… ;-)! Agradezco mucho que hayas compartido tu comentario y que hayas visitado el blog, un abrazo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *