Medio cerebro hace guardia cuando dormimos en una cama ajena

Según un estudio del Instituto de Tecnología de Georgia cuando dormimos en una cama que no es la de nuestra casa a la que estamos acostumbrados, uno de nuestros hemisferios celébrales se queda en estado de alerta. Instintivamente el cerebro pues no se desconecta del todo hasta  comprobar que la situación en que nos encontramos no supone un peligro.

 El llamado Efecto de la Primera Noche
Se estudió el comportamiento de 35 personas monitorizando su actividad cerebral durante el sueño a través de técnicas avanzadas de neuroimagen. Como base del estudio, se les hizo escuchar un pitido en el oído derecho y otro igual en el oído izquierdo; en el primero caso las personas se despertaban mientras que no notaban ese mismo pitido en el oído izquierdo. Esto porque el hemisferio izquierdo se mantiene alerta, mientras que el otro se desconecta.
Esta reacción se define como dependiente de una asimetría cerebral. Animales como los delfines tienen la capacidad de descansar desconectando alternativamente cada lado de su cerebro. De esta forma, mientras un hemisferio se desconecta, el otro toma las riendas y se encarga de vigilar.
Además la diferente reacción de los dos hemisferios solo se producía durante la primera noche de la experimentación ya que, una vez la persona se acostumbraba a la nueva cama / situación – el cerebro no detecta peligro y por lo tanto evita activar acciones defensivas para garantizar la supervivencia.
Imagen: Urbanpost.it
Imagen: Urbanpost.it
Si consideramos que el cambio en el genoma humano de los neandertales y el nuestro solo oscila entre un 99,5 a 99,9% (tal y como demuestra el Dr. Edward Rubin, del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley en Berkeley, California), la diferencia es realmente mínima o casi inexistente. Es evidente por lo tanto que nuestras reacciones instintivas, a pesar de la evolución y de los cambios ambientales, culturales, circunstanciales y de cualquier tipo, responden todavía a estrategias evolutivas. El hombre que vivía en la selva, unos cuantos millones de años atrás, no podía dormirse por completo según donde se encontraba, porque esto podía suponer un peligro para su supervivencia.
Por lo tanto, es igualmente evidente como el estado de alerta en el cual se mantiene el hemisferio izquierdo permite al cerebro detectar el pitido – ruido – riesgo posible, y así poder reaccionar frente a una situación de peligro.
¿Por qué es el hemisferio izquierdo el que no se desconecta?
emisfero-destro-e-sinistro-del-cervello-illustrazione-di-concetto-di-vettore-76772555“Los neurocientíficos creen que la explicación se encuentra en la red neuronal por defecto, la cual recluta una serie de regiones del cerebro para que este siga trabajando cuando no somos plenamente conscientes, como cuando dormimos, estamos anestesiados o dejamos que la mente divague libremente”. (El País)

Básicamente se trata como de un sensor que se activa en toda circunstancia que pueda suponer para nosotros un peligro (real o ¡imaginario!); además las redes neuronales del hemisferio izquierdo son más sensibles y potentes.

¿Cómo evitar noches de insomnios cuando estamos fuera de casa?

Una buena opción es traer consigo la almohada que se utiliza en casa, algún otro objeto que recuerde el olor de la propia vivienda y otras referencias que nos hagan sentir en un ambiente acogedor y familiar. También se sugiere, cuando posible, buscar habitaciones de hoteles por ejemplo que tengan un diseño similar. Esto ayuda a reconocer el ambiente y así sentirse menos desplazado o desubicado del propio entorno habitual.

 

Imagen destacada: Canstockphoto.com

Fuentes: rincónpiscologia.com;  "Night Watch in One Brain Hemisphere during Sleep Associated with the First-Night Effect in Humans", Tamaki, M. et. Al. (2016);  "Evidence from intrinsic activity that asymmetry of the human brain is controlled by multiple factors",  Liu, H. et. Al. (2009) Proc. Natl. Acad. Sci.; 106: 20499–20503; ElPais.com
Health Energy Coaching

About Health Energy Coaching

Mi nombre es Vittoria Verí Doldo, una entrenadora persistente, intuitiva, optimista. La vida me tiene enamorada y compartir me aporta felicidad. Soy Health Coach, experta en el desarrollo del capital humano (personal y empresarial); el enfoque de mi trabajo es holístico ya que considero la persona como un todo. ¿Qué más decir? ¡Mi trabajo es mi pasión!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *