Lo que no te dicen sobre ser madre: Simona Villar cuenta la otra cara de la verdad

«Hay un relato único de la maternidad como un estado idílico, que no coincide con la realidad y estigmatiza a las mujeres que lo viven de manera distinta, ha comentado Samanta Villar en una entrevista con Efe. «Yo no soy más feliz ahora de lo que era antes», afirma, y «tener hijos es perder calidad de vida», aunque «hay momentos que dices: son preciosos. Una cosa no quita la otra».

Así Samanta Villar relata de forma rompedora su experiencia de maternidad, destacando los aspectos más duros que normalmente no se comentan pero que son parte indudable del proceso de ser madre. La llegada de un hijo cambia radicalmente no solo tu vida, sino tus relaciones – con los demás y contigo misma -, tus hábitos, tus prioridades, tus estados de ánimo, tu sexualidad etc., tanto para bien como para mal. Y esto es propio de cualquier experiencia de vida tan profunda e impactante como es la de ser madre. Muchas mujeres se sienten culpables por sentir emociones o tener pensamientos parecidos a los que la periodista describe sin filtro en su libro. Pero la verdad es que ella relata una parte de la realidad y según su visión y que se puede compartir o no, pero que seguramente merece ser respetada.

Compartimos hoy un extracto de sus entrevistas en ABC.es y en CadenaSer.es para destacar una parte de realidad que a menudo se oculta o no se cuenta tal y como es.

~

Imagen: Commons.wikimedia.org

Por ese motivo, Samanta Villar – periodista, presentadora de televisión y escritora – decidió contar la maternidad de verdad, sin ocultar la dureza, las dificultades extremas, los inconvenientes insoportables y el sacrificio estratosférico, porque como nadie te cuenta lo que es en realidad la maternidad, tomas una decisión engañada.

«Abandonemos ya esta idea de que la maternidad es el último escalón en la pirámide de felicidad de una mujer», proclama la autora del libro, editado por Planeta.

Samanta nos contaba: “Una de las experiencias más duras que me ha tocado vivir. Sobre todo cuando dejas el hospital y llegas a casa.” Tus amigas que habían pasado por el posparto, te enviaban mensajes que te decían “vivirás sentimientos contradictorios”.

“Mi vida desapareció. Un tsunami de necesidades de los bebés arrasó con cualquier cosa que a mí me pudiera ir bien”

Ella insiste que nadie le dijo que no sería fácil, escuchaba las típicas frases cuando está embarazada, aprovecha para dormir, aprovecha ahora para ir al cine, es muy duro. “Yo creía que podría estar al día una hora en mi ordenador pero no pude hasta los 6 meses” Pensé, ¿cuándo se acaba esto? La primera época me abrumó, entré en shock, tanto que en un momento me arrepentí de ser madre. Pero ahora no cambiaba mis hijas ni por cinco horas de sueño“. 

Después de haber pasado por el proceso de donación de óvulos para quedarse embarazada, la presentadora está convencida de que «la legislación española está obsoleta y es perjudicial», además de que la consanguinidad española «está en manos de los donantes y de la falta de picaresca».

Desde 2006 tenía que existir en España un centro de donantes, explica la periodista, «de manera que la donación fuese anónima», aunque tenía que recoger quién era donante y cuantas veces, para evitar la consanguinidad. El centro nunca se creó, y, aunque establece que el mismo donante, de semen o de óvulos, no puede engendrar más de 6 hijos, incluidos los propios, no hay ningún tipo de control, denuncia la reportera.

Imagen: Shutterstock.com

Por eso, un estudiante que quiera sacar dinero, va a una clínica 6 veces, a otra 6 veces más y así consecutivamente. Y si hay en España 800 hijos del mismo donante, no pasa nada, reprocha Samanta Villar. «La ley es un desastre», apostilla.

En España la donación debe ser anónima por ley, pero la autora duda de que esto proteja a los niños a los que se les niega el derecho de saber de dónde vienen sus genes.

Hablando públicamente sobre la donación de óvulos, la periodista confiesa que sintió «salir del armario» porque es un tema que «se está silenciando», pero lo hizo convencida de contribuir a «normalizar la situación» y poder ayudar a otras mujeres.

Samanta Villar asegura que redactar su libro ” Madre hay más que una ” no ha sido fácil, ya que escribir requiere «un tono mucho más reflexivo. Te obliga a entenderte, a aceptarte, a aprender como eres». La periodista argumenta que es un «ejercicio de honestidad», y que se «desnuda de manera mucho más íntima en el libro que en sus programas de televisión». Ahora, tras un año dedicada al cuidado de los hijos, Villar opina que «lo mejor es ser tía» porque «es lo más cercano a la madre», pero se ahorra «el dolor físico del agotamiento y el hundimiento moral de decir: ¡no puedo más!».

Añade, ironizando, que «ahora ya es demasiado tarde, ahora soy madre y hay que apechugar», y que está lista para volver a la televisión, al «trabajo light».

~

Para más informaciones sobre Samanta Villar, visita: www.samantavillar.com

Fuente: ABC.es; CadenaSer.es

Revisiones y aportaciones: Vittoria Veri Doldo ~ Health Coach

Health Energy Coaching

About Health Energy Coaching

Mi nombre es Vittoria Verí Doldo, una entrenadora persistente, intuitiva, optimista. La vida me tiene enamorada y compartir me aporta felicidad. Soy Health Coach, experta en el desarrollo del capital humano (personal y empresarial); el enfoque de mi trabajo es holístico ya que considero la persona como un todo. ¿Qué más decir? ¡Mi trabajo es mi pasión!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *