El ocho tibetano, el modelo holográfico del cerebro y nuestra energía: ¿de qué se trata?

” El ocho tibetano, el modelo holográfico del cerebro y nuestra energía “

Los fenómenos de la conciencia tienen conexión directa con el principio holográfico. El modelo holográfico del cerebro explica los enigmas de la telepatía, la curación a distancia o la clarividencia. Todo está en el Todo: no hay aquí ni allá, en una dimensión que transciende el espacio y el tiempo. Así explica Karl Pribram.

Karl H. Pribram, Doctor en Medicina por la Universidad de Chicago con certificación en la especialidad de Neurocirugía y Medicina Conductual, dedicó su profesión a la investigación del cerebro y la conducta humana. Pribram afirma quenuestros cerebros construyen matemáticamente la realidad concreta al interpretar ‘frecuenciasde otra dimensión, una esfera de realidad primaria significativa, pautada, que trasciende el espacio y el tiempo. El cerebro es un holograma que interpreta un universo holográfico.

¿Qué son los pensamientos?

Los pensamientos son energía que genera su frecuencia. Esta energía se deposita alrededor de nuestro cuerpo físico y provoca representaciones por medio de imágenes mentales; estas imágenes, a su vez, se activan gracias a estímulos del ambiente y el hombre las cambia por pensamientos.

¿Y cómo influyen en nuestro equilibrio?

Imagen: Pinterest.com
Imagen: Pinterest.com

Nuestra energía vital fluye hasta cuando no se generan obstáculos que la bloquean. Cuando esto se produce, se altera nuestro equilibrio en todos los niveles (psíquico, emocional, energético, estructural), generando una desconexión interna y hacia el exterior, y provocando separación.

Existen diferentes cuerpos sutiles que nos rodean, así como vórtices energéticos o chakras relacionados con los llamados centros de control del cerebro, desde donde se gestiona nuestro cuerpo físico. Los centros de control principales son:

  • el centro instintivo (situado en la parte final de la espina dorsal),
  • el centro sexual-creativo (situado entre pubis y ombligo),
  • el centro emocional (situado entre ombligo y boca del estomago en el llamado plexo solar),
  • el centro intelectual (situado dos dedos por encima del ombligo),
  • el centro espiritual (situado en el centro del esternón),
  • el centro motor (ubicado en la parte central de la garganta). Los centros instintivo y motor permiten que nuestra máquina funcione de forma automática. Gracias a estos dos centros primarios, prácticamente todo lo que nos mantiene vivos se hace sin que nosotros nos demos cuenta. Por otro lado, los centros emocional e intelectual se encargan de procesar emociones, razonamientos y relativas reacciones; y el centro espiritual es el responsable de la evolución consciente de la persona.

¿Pues qué pasa cuando se genera un bloqueo en uno de nuestros centros energéticos o de control?

Imagen: Glits.mx
Imagen: Glits.mx

Los pensamientos son energía estacionaria que tienen un punto de anclaje en el cuerpo físico. Esta energía se deposita en el cuerpo eterico y puede causar un obstáculo, una desconexión, entre nuestros centros energéticos, hiperactivando solo algunos de nuestros centros de control y perjudicando los demás. Básicamente crean una capa espesa por encima de nosotros que nos agota y desgasta a largo plazo. Y realmente si lo piensas,  ¿cómo nos sentimos cuando nuestra mente no para de dar vueltas sobre el mismo pensamiento sin parar? y así mismo, ¿cómo cambia nuestro humor o la manera en que vemos las cosas o nuestra capacidad de actuarEsto se puede traducir en una separación de nuestro Ser o del Yo Superior lo cual, evidentemente, impide que la energía vital fluya en el cuerpo físico, generando desequilibrio.

Los puntos de anclaje para el cuerpo físico se generan también por metales tóxicos presentes en el aire que respiramos, bacterias o virus, fármacos, o drogas que tomamos, humedad interna y residuos que derivan de una mala alimentación etc.

Cuando la mente es libre de pensamientos, no hay afectación en el cuerpo eterico, y es justamente cuando estamos en condición de pura escucha con nuestra fuente vital (el llamado Yo Soy en las culturas oriental y yoguica).

¿Qué hacer para que la energía fluya nuevamente?

  1. Entrenar la mente para que no se estanque en pensamientos repetitivos, negativos, cargantes e intentar liberarla a través de diferentes herramientas, desde dar un paseo en la naturaleza, distraerse con actividades creativas o que permitan concentrarse en algo concreto, hasta meditar, practicar deporte etc.;
  2. Mantener el cuerpo físico limpio no solo a través de una cotidiana higiene corporal sino también a través de una alimentación sana, intentando también evitar estacionar en lugares tóxicos o expuestos a factores ambientales perjudiciales para nuestra salud (ambientes no aireados, donde hay mucha polución etc.);
  3. Limpiar el cuerpo eterico a través de técnicas y/o terapias energéticas

El Ocho Tibetano y sus efectos

Imagen: Google.com
Imagen: Google.com

Según los tibetanos, el símbolo de infinito representa y genera las energías que cubren nuestro cuerpo, delante y atrás, arriba y abajo. Para que logremos y mantengamos un buen estado de salud, estas energías deben fluir en forma de infinito sin bloqueos.

En kinesiología se suelen practicar varias técnicas que facilitan el cuerpo para que se re-equilibre y re-armonice con sus propios recursos. Una de ellas es el uso del símbolo del ocho tibetano cuando, a través del test kinesiológico previo y relativo diagnostico, se detecta un desequilibrio en la persona. El tratamiento permite que la energía vuelva a fluir y que se reparen las aperturas de los cuerpos sutiles. De tal forma, la persona a través de sus cuerpos sutiles vuelve a conectar y armonizarse con ‘todo’.

Curiosidades

Algunos interpretan y atribuyen a la palabra noche el significado de ‘unión infinita’ o ‘unión del infinito’. Las explicaciones que se proporcionan son que la letra “N” es el símbolo matemático de infinito; el 8 acostado a su lado (∞), también simboliza infinito. Y lo curioso es que en algunas lenguas occidentales esto se ve reflejado en las letras de la palabra noche (aunque no en un sentido etimológico):

  • Portugués: noite = n + oito
  • Inglés: night = n + eight
  • Alemán: nacht = n + acht
  • EspañolL: noche = n + ocho
  • Italiano: notte = n + otto
  • Francés: nuit = n + huit

Fuentes: Wikipedia.org; Kinesiologia-aplicada.es; yosoyinmortal.es; davidtopi.com

Imagen destacada: Carlate.net

Autora: Vittoria Veri Doldo ~ Health Coach

Health Energy Coaching

About Health Energy Coaching

Mi nombre es Vittoria Verí Doldo, una entrenadora persistente, intuitiva, optimista. La vida me tiene enamorada y compartir me aporta felicidad. Soy Health Coach, experta en el desarrollo del capital humano (personal y empresarial); el enfoque de mi trabajo es holístico ya que considero la persona como un todo. ¿Qué más decir? ¡Mi trabajo es mi pasión!

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *