El elemento esencial en el aprendizaje es la emoción: la neurociencia lo demuestra

El elemento esencial en el aprendizaje es la emoción: la neurociencia lo demuestra

Es indudable como lo que realmente se queda en nuestro interior es lo que sentimos. No es lo que alguien nos dice, no son las palabras en si lo que estamos escuchando, no es un mero sonido que el cerebro registra y etiqueta sino más bien es cómo lo que escuchamos nos hace sentir. Es lo que nos provoca lo que vemos, las sensaciones que nos produce una mirada, el recuerdo de algo vivido o la proyección de algo incierto que no sabemos si se producirá o no. Es lo que nos hace vibrar lo que realmente se queda grabado en nosotros y marca nuestros pasos y nuestras reacciones.

El cerebro asocia sensaciones a imágenes sin distinguir lo que es real y lo que es imaginación. Por lo tanto, cualquier cosa que se nos presente, el cerebro intentará asociarla a una sensación o imagen para así etiquetarla, controlarla y saber como reaccionar.

¿Cómo no estar de acuerdo con lo que nos confirma la neurociencia?

El investigador en neurociencia Francisco Mora asegura que el elemento esencial en el proceso de aprendizaje es la emoción porque sólo se puede aprender aquello que se ama, aquello que le dice algo nuevo a la persona, que significa algo, que sobresale del entorno en “Neuroeducación“, el libro que acaba de publicar en Alianza Editorial.

“La alegría es la base de cualquier aprendizaje”

 

students-99506_640
Imagen: Pixabay.com

El científico señala que “los niños hoy aprenden, desde muy pronto, conceptos abstractos en habitaciones con ventanales sin mucha luz o luz artificial, con el rigor y la seriedad de maestros que se aleja de aquel “juego” primitivo que generaba aprender y memorizar de lo sensorial directo, “con alegría”, base de la atención y el despertar de la curiosidad”.

research-853474_640
Imagen: Pixabay.com

Entender esto hoy en su raíz y desde la perspectiva de cómo funciona el cerebro y sacar ventaja de ello –afirma– “es un primer principio básico de la enseñanza con el que se puede llegar a aprender y memorizar mejor. Estos principios se pueden extender en su aplicación no solo a la enseñanza básica o durante la adolescencia sino a los más altos estudios universitarios o a estudios aplicados sea la empresa o la investigación científica”.

Asimismo añade que “la neurociencia cognitiva ya nos indica, a través del estudio de la actividad de las diferentes áreas del cerebro y sus funciones que solo puede ser verdaderamente aprendido aquello que te dice algo, aquello que llama la atención y genera emoción, aquello que es diferente y sobresale de la monotonía”.

nena
Imagen: Pixabay.com

“La atención, ventana del conocimiento, despierta cuando hay algo nuevo en el entorno. Ese ‘algo nuevo’ apela, como hace millones de años, a la supervivencia como último significado” –añade–. “La atención nace de algo que puede significar recompensa (placer) o castigo (peligro) y que por tanto tiene que ver con nuestra propia vida”.

“Pero con el devenir evolutivo y la propia civilización –advierte Mora–, aprender y memorizar son mecanismos que los hemos llevado a unos niveles tan abstractos y de tan alto calado social que escapan y se han venido alejando de las raíces inviolables, genéticas y evolutivas, de aquella alegría que en su origen significó verdaderamente aprender y memorizar”.

¿Cómo hace el cerebro para dar vida a la enseñanza de una forma constructiva y que llena al individuo?

man-156793_640
Imagen: Pixabay.com

El Dr Mora evidencia como es crucial revitalizar la manera de enseñar y, por consecuente, la forma de aprender. Lo cual requiere un conocimiento profundo de cómo funciona nuestro cerebro en los procesos correspondientes y transmitirlo a profesores, docentes, educadores, maestros, a todos los que tienen la suerte y la responsabilidad de trasladar informaciones y mensajes a los demás. Evidentemente no es un cambio fácil.

Años de historia han creado modelos no solo de enseñanza sino que de pensamientos de los cuales es difícil salir. Se trata de cambiar esquemas, cuestionar métodos y tener el cuidado como para que los docentes no vivan el cambio como un fallo personal o una culpa o una acusación hacia su persona/profesionalidad.

La aportación de la enseñanza hasta ahora es igualmente indudable, el punto es que el cambio y la transformación son necesarios y, diría, imprescindibles. El recién creado Centro de Neurociencia para la Educación de la Universidad de Cambridge o la International Mind-Brain and Education Society a través de su revista Mind, Brain and Education” ya han empezado a implementar el cambio de paradigma.

Mora reconoce que “existen problemas en la relación neurocientífico-maestro (y mas allá profesores universitarios) sobre todo en el lenguaje utilizado por los primeros para dirigirse a los segundos en la transferencia de estos conocimientos. y en los segundos, los maestros, para captar, con certeza y seguridad esos conocimientos a la hora de emplearlos con los alumnos”.

Mora en su libro, utilizando un lenguaje sencillo, conciso y asequible pretende “desarrollar las contestaciones a las preguntas básicas y los componentes esenciales del problema que representa el advenimiento de la neurociencia para la educación y enumerar y describir brevemente las soluciones y ventajas de estas nuevas concepciones”.

Fuente: Canallector.com; autoconocimientointegral.com

Revisiones: Vittoria Veri Doldo ~ Health Coach

Imagen destacada: .Imagenesgt.com

Health Energy Coaching

About Health Energy Coaching

Mi nombre es Vittoria Verí Doldo, una entrenadora persistente, intuitiva, optimista. La vida me tiene enamorada y compartir me aporta felicidad. Soy Health Coach, experta en el desarrollo del capital humano (personal y empresarial); el enfoque de mi trabajo es holístico ya que considero la persona como un todo. ¿Qué más decir? ¡Mi trabajo es mi pasión!

Comments

2 thoughts on “El elemento esencial en el aprendizaje es la emoción: la neurociencia lo demuestra

  1. Extraordinaria información relacionada con el aprendizaje-neurociencia. Quisiera acceder a la información más detallada, soy Docente y estoy impactada, interesada en los cambios eficaces para avanzar.-

    1. Muy buenas Alicia y gracias por valorar el articulo y por tu interés. Espero más adelante poder compartir más informaciones sobre aprendizaje y neurociencia ya que también para mi es un área de gran interés y de estudio e implementación a nivel profesional. En el próximo mes cuento con publicar nuevas cosas relacionada con este tema. De momento un abrazo, espero sigamos en contacto y gracias por tu paso por el blog!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *